Psicoterapia individual y parejas desde 1982

PSICOTERAPIA BREVE CARACTEROANALÍTICA (PBC)


Intervención focal individual y en grupo.

Aplicación del modelo de psicoterapia profunda (Vegetoterapia) a un encuadre focal y breve que sistematizé hace unos años, en colabroación con otros colegas de la ESTER a partir de nuestra experiencia en intervención clínica pública y privada, y que s ha demostrado ser una alternativa eficaz a la medicación psicofarmacológica en trabajos de investigación y seguimiento.

Utilizando técnicas psicológicas y neuromusculares, dentro de una relación psicoterapéutica, conseguimos que la persona pueda tomar conciencia de sus principales dinámicas caracteriales y de su coraza, que están perturbando el equilibrio biofísico, al mismo tiempo que disminuimos la tensión neuromuscular, la inhibición respiratoria y el bloqueo afectivo.

Todo lo cual tiene como consecuencia, la reducción-eliminación de los síntomas de ansiedad, angustia, fobias y algunos dolores musculares y orgánicos, y del sufrimiento emocional y existencial, mejorando la gestión de la realidad y de las propias potencialidades.

El tratamiento consiste en sesiones semanales individuales de cincuenta minutos durante cinco-seis meses. Por lo que se realiza un media de 20 sesiones.

Se puede combinar con algunas sesiones grupales que se realizan durante los últimos meses.

BREVE ENTREVISTA REALIZADA EN MEXICO DF SOBRE LA PSICOTERAPIA BREVE CARACTEROANALÍTICA

Psicoterapia breve caracteroanalítica con parejas.

Hay muchas situaciones que pueden provocar crisis en las parejas. A veces son externas: presiones laborales, familiares, sociales, y otras son internas: distancia, infidelidades, rutina, aburrimiento, falta de deseo, desamor…

En muchas ocasiones los miembros de la pareja no pueden resolver ese tipo de situaciones lo que puede aumentar la distancia, la soledad y determinar la separación.

Con esta propuesta clínica-preventiva, pretendomos aprovechar esos momentos críticos para evaluar la realidad del sistema de la pareja, comprender juntos los mecanismos y las causas reales que están provocando el conflicto y las posibilidades de resolución y superación. Potenciando las capacidades de placer y de amar de la relación si eso es posible, y en el caso de que no lo sea, asumir el desgaste del sistemas, el desamor y la pérdida de funcionalidad de la relación, tomando la decisión conjunta y cómplice (como un acto más de amor) de seguir caminos propios. En cuyo caso, el objetivo sería facilitar una separación funcional y lo más beneficiosa posible, tanto para los miembros de la pareja, como para el resto de los miembros del sistema familiar, si los hubiera.

El tratamiento utiliza técnicas especializadas que abordan los cuatro aspectos esenciales de una relación de pareja: comunicación, sexualidad, pulsiones y cotidianidad. Tiene una duración de entre tres y seis meses con una sesión semanal de una hora.

En ocasiones las sesiones son con dos terapeutas (masculino y femenino) y se puede combinar con algunas sesiones individuales, de uno, o de los dos , miembros de la pareja.

DEPENDENCIAS AFECTIVAS. EL YO Y EL OTRO/A.

A cargo de Xavier Serrano. Conferencia en la sede de la ESTER. Mayo 2015. 1:40 h.‬