Psicoterapia individual y parejas desde 1982

ACOMPAÑAR A LA PAREJA, DURANTE LA GESTACIÓN.


Prevención y resolución de conflictos.

La Vida comienza a gestarse ya en el propio deseo de la concepción. Por eso ya es importante la reflexión sobre las condiciones adecuadas y funcionales en cada caso para concebir un hij@.

Una vez comienza el proceso vital biológico, los primeros días, la blastulación y el tiempo embrionario, es el tiempo de lo inmunológico, esencial para el futuro biosistema. Por tanto, lo que acontece en el biosistema materno, de forma directa o indirecta, repercute energéticamente en el futuro ser humano.

El tiempo fetal, antropológicamente, del tercer mes de vida intrauterina hasta el noveno mes de vida extrauterina: tiempo donde se organizan las bases del funcionamiento sicosomático de la persona, y por tanto sus pilares fundamentales donde sustentar la vida psíquica. El embarazo como experiencia única para la mujer, y también para la pareja, individuo-sistema, espacio de anidación del nuevo ser…

Acompañar esa etapa tan decisiva para que sea vivida de una forma plena se concreta en:

A) Sesiones individuales semanales con la madre, aplicando la sistemática de la PBC, que permite abordar aspectos síquicos y somáticos de dicho período y reducir las tensiones crónicas, para facilitar una experiencia plena y en contacto del embarazo y parto.

B) Sesiones con la “pareja embarazada”, cada quince días o cada mes para prevenir conflictos y potenciar la intimidad y la complicidad de la relación, configurando un sistema.

C) Sesiones de varias parejas (con otra especialista) para abordar aspectos concretos del proceso de embarazo y del parto y para ir estableciendo un conocimiento más íntimo entre las parejas con la finalidad de poder articular una red social que sustente las necesidades de la crianza ecológica (familia abierta- espacios tribales).